Estimados feligreses,

Jesús quiere que lo sigamos de palabra y con nuestras acciones. En el Santo Evangelio de este domingo, el Señor una vez más nos da una clara comprensión de lo que significa ser su discípulo. No es suficiente simplemente guardar los mandamientos. Para algunos, esto no presenta obstáculos. Para otros, los obstáculos son muchos. Guardar los Mandamientos, los Diez Mandamientos que nos dio Moisés y resumidos por el Señor como amar a Dios y al prójimo por completo, es solo una indicación inicial de nuestro discipulado. Más bien, Jesús desea un compromiso total con él y con su estilo de vida evangélico. Esto se traduce en una entrega radical de nosotros mismos a Cristo: mente, corazón y alma. El Señor le dice al hombre que guarda los mandamientos en el Evangelio de hoy: “Te falta una cosa, ve, vende lo que tienes y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo, luego ven y sígueme (Marcos 10, 21).. ” Este tipo de discipulado cristiano radical requiere una conversión diaria a Jesús y un examen de cómo vivimos cada día. Jesús nos da la fuerza y la gracia para seguirlo completamente o no nos lo pediría. Los santos son nuestros ejemplos. Cada domingo, especialmente cuando recibimos la Sagrada Comunión, oremos para seguir a nuestro Señor con la totalidad de nuestras vidas, comenzando con la fiel observancia de sus mandamientos.

Octubre es el mes del Santo Rosario. Los animo a todos a rezar el Santo Rosario con la mayor frecuencia posible, quizás todos los días. Padres y abuelos, los animo a invitar a sus hijos nietos a rezar el Santo Rosario con ustedes. Si su horario lo permite, únase a nosotros aquí en nuestra iglesia para rezar el santo rosario 8:15 a.m. en inglés antes de la Santa Misa y 6:00 p.m. en español, recuerden la familia que reza unida permanece unida.

Les agradezco por toda su bondad, su tiempo y generosidad hacia nuestra parroquia de San Benito Abad.

Dios te bendiga,

Padre Jose Elías