Estimados feligreses,

Jesús nos enseña hoy en el Evangelio: “Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos”. Escuchamos esta enseñanza con el ejemplo del Señor ante nosotros. El Hijo de Dios vino al mundo, asumiendo nuestra humanidad sin aferrarse a su divinidad, para servirnos a todos con su gran acto de dar su vida por nosotros en la Cruz. Esta es la lección maestra de ser un discípulo del Señor. También nosotros podemos dejarnos a un lado en favor de las necesidades ajenas, en mayor fidelidad al camino del Evangelio que al nuestro, y buscando el plan de Dios para nosotros y los demás en lugar de nuestros propios planes. Esta no es una tarea fácil. Más bien, esta tarea se vuelve posible y alcanzable con la ayuda de Dios, especialmente en la Sagrada Eucaristía. En cada misa, Jesús da su vida por nosotros como servidor de todos con el acontecimiento eucarístico en el altar, su sacrificio. Comemos y bebemos de este Sacrificio en la Sagrada Comunión y recibimos la gracia y la fuerza para seguir al Señor y estar al servicio de los demás. Oremos hoy con confianza para que el mensaje del Evangelio que escuchamos hoy se realice en nuestra vida cristiana.

Por favor, mantengan a nuestra parroquia en sus oraciones, necesitamos ser una Iglesia Misionera, hacer discípulos para Jesús, necesitamos involucrarnos con sus diferentes ministerios. Si alguien desea ser miembro activo, como lector, adorador de la Eucaristía, ujier, limpieza de nuestra iglesia o cualquier otro ministerio, comuníquese con la Oficina Parroquial. Muchas gracias por tu ayuda y generosidad con nuestra Iglesia.

Dios te bendiga,

Padre Jose Elías

 

 

Campaña Anual Diocesana 2021: A través de la Campaña Anual Diocesana, su compasión y caridad ayudarán a las familias que buscan refugio y orientación en el Refugio Interreligioso para Familias sin Hogar. Ayudará a madres con hijos a recuperarse de la dependencia de las drogas y el alcohol en Evergreen House. Sus donaciones permitirán que la consejería diocesana ofrezca ayuda profesional a aquellos que necesiten tales servicios. Apoyará a los servicios especializados de adopción y cuidado de crianza temporal en sus esfuerzos por encontrar hogares para los niños, y llevará la Palabra de Cristo a los jóvenes a través de los ministerios juveniles y universitarios, la formación de educación para seminaristas futuros sacerdotes y diáconos permanentes, etc. La meta que la Diócesis nos pide recaudar a ponibles en la parte posterior de la iglesia. Tome uno y llévelo a casa para su revisión y consideración y ver con cuanto puede apoyar este año. Después que lo llena el sobre de donación puede colocarse en la canasta de recolecta en la misa o enviarlo por correo directamente a la diócesis con la dirección que le proporcionaron para su conveniencia. Gracias por su generosidad cuaresmal a este llamamiento cada año.